Las tarimas de plástico están exclusivamente diseñadas para realizar exportación e importación. Gracias a su material y diseño facilitan los procesos de higiene entre países pues no requieren fumigación, además de ser ecológicas y eficientes.

Además de propiciar un beneficio sanitario, las tarimas de exportación son ligeras lo que reduce el costo de envío de mercancía y son resistentes, e incluso son producidas a bajo costo, por lo que en la mayoría de los envíos no vuelven a su lugar de origen permitiendo una rotación.

Las tarimas de exportación son recomendadas para empresas dedicadas a hacer envíos con cargas uniformes que se esfuerzan por cumplir con normas aduanales. Pueden ser manipuladas por montacargas o patines hidráulico.


Algunas tarimas para exportación con bordes perimetrales te pueden ayudar a evitar que los productos resbalen o deslicen. Acércate a los expertos ¡Nosotros podemos asesorarte!